viernes, 24 de octubre de 2014

Desayuno saludable



Un desayuno saludable debería ser algo en lo que nos esforzáramos continuamente cuando se trata de la alimentación infantil, y sin embargo las noticias nos informan continuamente de que los niños habitualmente no desayunan bien. Hay muchos niños que no tienen apetito al levantarse, a veces la angustia del cole o la guardería les quita el hambre, se acuestan demasiado tarde y no están lo suficientemente despiertos para que su apetito pueda manifestarse, o se aburren al desayunar porque el desayuno es siempre igual…


Un desayuno con prisas es equivalente a un desayuno pobre; por tanto es necesario dedicar tiempo suficiente a sentarse y evitar compaginar la toma del desayuno con la televisión, por ejemplo.
Un desayuno sano debe incluir: lácteos y cereales de todo tipo (galletas, cereales de desayuno, tostadas, pan o bollería no demasiado grasa). Si además se incluye una fruta o su zumo, mejor aún. Otros productos ricos en azúcares como la miel, mermeladas o confituras también están reservadas para que formen parte del desayuno.

Nuestros alumnos de 5 años han degustado lo que debería ser un desayuno ideal en el comedor del cole. Si quieres verlo, pincha sobre la foto.